«

»

Feb 14 2006

Sin Llantitas

No vivo con ellos desde hace dos años… él tiene 11, ella tiene 7, ella el divorcio lo simula o lo asimila muy bien; de él, contaré mas tarde.
“Ya sé andar en bici sin llantitas”… me dijo ella en nuestra última llamada telefónica.
En mi siguiente visita, fuimos los tres al parque, alquilamos unas bicis donde siempre lo hemos hecho, se subió y pego carrera gritando: “mira papá”.
Guauuu qué imagen, qué niña, fuerte, entusiasta, orgullosa de su proeza y no sólo eso, aguerrida la chamaca, iba rápido y yo le decía “tranquila, te vas a caer” y me decía “no pasa nada, papá”. Llegamos a un puente que hay en el parque, uno de esos que parecen joroba… se para hasta la cima de la joroba y me dice…. “desde aquí, ¿vale?”… y la lorenza “se avienta”.
Por la tarde McDonalds… lleno de artistas y ella haciendo fila (3 veces) para pedir autógrafos de gente que ve en la tele… no sabe bien quiénes son…. “pero son de la novela, papá”. Igual, sin pena, aprovechando la oportunidad, disfrutando el momento pero siempre teniendo el control; incluso Gabriela Goldsmith me dijo: “qué linda su hija, muy educada”.
Así toma la vida mi hija, asi toma nuestra relación mi hija… sin miedo a divertirse conmigo, sin miedo a decir que la pasa bien con su papá, sin miedo a decir “yo sí voy con mi papá”, sin miedo a abrazarme y decirme “te quiero”, a decirme “te extraño”… no tiene miedo a divertirse y ha entendido que nuestra relación es así, así que la disfruta cuando puede hacerlo.
Así toma la vida mi hija, así toma nuestra relación mi hija…. sin llantitas.
Te adoro nena

Comments

comments

Sobre el Autor

Miguel Angel Cedeño

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2006/02/sin-llantitas/

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Yonix

    Gracias por compartir esto con nosotros, creo que es excelente

  2. Bombi

    Por alguna razón — supongo la frecuencia de divorcios hoy en dia — en los últimos meses siempre surje en diversas conversaciones o reuniones
    este tema sobre la asimilación y daño a los niños con el divorcio de sus padres.

    Me declaro defensora a ultranza del derecho de un niño a gozar de ambos padres y vivir en un entorno familiar de amor por sobre todas las cosas. A cualquier costo para cualquiera de los padres siempre que no exista algún tipo de maltrato.

    Cualquier sacrificio de los padres por muy grande que sea se justifica por demás a cambio de la tranquilidad y felicidad de un niño.

    Es lindo poder creer en esta aceptación y capacidad de los niños para ser felices ” a pesar de”.

    Mucha Suerte.

  3. Jorge Lopez

    Orale! casi logras sacarme una de cocodrilo! está padre tu post…

  4. Ale

    Miguel Angel: Había leido esto hace ya buen rato pero me había sido imposible volver, cuando lo leí me quede con muchas ganas de comentar este, texto tuyo.
    Definitivamente que un divorcio es doloroso para toda la familia, pero también creo que es aun más doloroso crecer en una familia en donde los elementos esenciales se pierde. No defiendo el divorcio, pero sí creo que en muchas ocasiones, además de el maltrato es necesario; qué mayor maltrato puede haber, que la falta de amor en una pareja? Bueno es solo mi opinión. Tu historia es tiernísima y me encanta la idea de que juntos o separados los niños en efecto toman la vida, así, sin llantitas. Y mucho de eso depende de nosotros. Un saludo para tí.

  5. Audrey

    Espero que estes bien, se que lo más importante de todo son tus hijos, que bueno que la niña ya esta tan grande, vas a salir adelante yo lo sé, siempre has sido un hombre fuerte. Las malas relaciones son mejor terminarlas y seguir adelante a pesar de todo, cuidate mucho y siempre vas a salir adelante.

    xx xxx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>