«

»

Sep 13 2006

Sefarditas en Mexico “leyenda o realidad”

La expulsión de los judíos Sefarditas de la Península Ibérica alrededor del 1490, por lo Reyes Católicos, (Real decreto de 1492) a sido una de las fechas mas negras de la historia Española y Portuguesa, con el ingrediente del drama humano que esto significo, España y mas tarde Portugal perdieron a una de sus comunidades mas industriosas, y llenas de sabiduría (1).
La repercusión de esto, retraso el desarrollo social Ibérico por varias centurias.

Desde el 1390, en la medida que avanzaba la reconquista de los últimos reductos musulmanes, en las regiones ya cristianizadas, lo judíos españoles se vieron obligados a abrazar la fe cristiana, llamados así conversos o “Cristianos nuevos”. En el resto de Europa así como en las regiones Islámicas también los llamaron “marranos” si eran conversos, o sefarditas si conservaban la fe de Moisés (1).
Ya la carabelas colombinas llevaron judíos al Nuevo Mundo. Quizá el primer judío que hizo la travesía, fue Luis de Torres (2). Como era de esperarse estas primeras oleadas de judíos se dieron técnicamente en la clandestinidad. Isabel la Católica y después Carlos V prohibieron el paso al Nuevo mundo a todo aquel que no fuera “Español y Cristiano Antiguo” (hidalgo). Pero, a pesar de todas estas medidas es evidente que los conversos cruzaron el océano desde el primer momento, de tal manera que la diaspora Hebrea en el Nuevo Mundo se inicio el día que este apareció ante los Europeos. Por desgracia casi no existe constancia escrita de este Hecho.
Los primeros Hebreos que pisaron tierras Mexicanas fueron Gonzalo de Morales y Hernando Alonso quienes acompañaron en 1521 a las huestes de Hernán Cortez (3).
A pesar de que en 1523 se publica el primer edicto contra los judíos en la Nueva España, es un Hecho que para 1570, la comunidad Hebrea de México era ya numerosa pues formaban el 25% de la población peninsular, inclusive la comunidad, estaba encabezada por un Gran Rabino.
De hecho, entre 1540 y 1571 los judíos gozaron en la Nueva España de los beneficios de la tolerancia gubernamental y eclesiástica, que se les negaba en la península (4).
El implacable movimiento antisemítico del siglo XVI Mexicano solo se puso de manifiesto en un momento tardío de la contrarreforma, básicamente con la implantación del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, en 1571 presidido por Moya de Contreras (4).
Dadas las circunstancias adeversas del momento los “conversos” en la medida que podian se alejaban de la capital de la Nueva España, a los lugares mas recónditos posibles …mientras mas lejos mejor.
Era una diaspora sin clero, sin cabeza visible, sin ciudad santa, sin escuela teológica organizada, sin embargo quedaron identificados entre ellos mismos solo mas que por la Thora y practicas religiosas comunes.
La constancia de esto solo quedo registrada por los procesos inquisitoriales legados en archivo, ademas la Santa Inquisición no solo trato asuntos “judaizantes”, tambien con protestantes, asi como todo tipo de actos sospechosos de herejía, exentos de esto eran los naturales de estas tierras (indígenas) (4).
Habría que agregar a esto, que una gran cantidad de “conversos” realmente eran cristianos puesto que descendían de mas de tres generaciones de conversos cristianizados (1), ya que en América no ejercían ninguna practica judaizante, sin embargo eran vulnerables a las denuncias hechas por “cristianos antiguos” cuando por alguna circunstancia mediaban intereses encontrados. En algunas ocasiones tenían que conseguir documentos falsos que los acreditaran como cristianos antiguos (hidalgos), para obtener algún cargo publico.
Es aquí donde la leyenda y la realidad se entremezclan, ya que un manto nebuloso cubre toda la época colonial, y la única constancia escrita de esto sucesos fueron los procesos del Santo Tribunal de la Inquisición (4).
Las observancias comunes sobre su cuerpo de normas teológicas se hacían en la mas completa clandestinidad, prefirieron conservar su vida, ocultando y disimulando para no ser expuestos a la condena y martirio.
En algunos casos de llegar al extremo de tratar de aparentar practicas contrarias a su fe, como cocer carne de cerdo en la calle, de este ejemplo y de muchos mas es que en muchas regiones de México presuponen su ascendencia judía.
Sin embargo la larga lucha estaba a favor de las instituciones que defendían la ortodoxia religiosa y la comunidad Judía no pudo evitar asimilarse poco a poco a la sociedad cristiana que la cobijaba, ya que al final de la colonia, termino por diluirse completamente en ella.
Sin embargo existe la conciencia colectiva de muchos Mexicanos mestizos o criollos, que algún linaje judío corre por sus venas, y esto se acentúa mas en estados como Nuevo León, Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila, Durango Etc. Que no solo lo ven como una Leyenda sino que aparte de asegurarlo, están orgullosos de su ascendencia judía.
Esta aseveración contundente lo natural es que viene de consejas heredadas de sus antiguos, escuchadas y repetidas hasta el cansancio por ellos desde su infancia.
Para el caso mi bisabuela me comentaba a sus 90 años casi a hurtadillas cuando era niño por ahi a finales de los sesentas, que a su ves su abuela le había contado haber visto estas practicas de niña por parte de sus mayores, esto a de ver sido como en los mil ochocientos veintitantos, aunque aseguraba que su abuela había sido sacramentada en el cristianismo como era debido …leyenda, realidad ¿¿o ambas
Lo que si es que debemos de añadir, el orgullo de casta, que caracterizo al sefardita Español. Su aporte a las ciencias, a la letras y a las artes hispanas apenas pueden ser sobrestimados, así como su participación de la configuración de la nacionalidad española y por extensión de la Novohispana (4).
Este ultimo aspecto de la influencia de esta minoría Hebrea asimilada a la sociedad colonial criolla o mestiza, es sin duda una de las facetas mas interesantes del México actual.

(1) Dov Stuczynski
(2) P. las Casas
(3) Elias Trabulst
(4) Alfonso Toro

Comments

comments

Sobre el Autor

Ricardo

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2006/09/sefarditas-en-mexico-leyenda-o-realidad/

3 comentarios

  1. Yonix

    Muy interesante Ricardo, es definitivo que la historia que nos enseñan siempre es un remedo de la realidad. Conocer la verdadera historia de las cosas es virtualmente imposible, aún habiendo vivido algunos de sus hechos pues nunca entenderemos en el fondo lo que motivó a una persona o un grupo a realizar una acción. Es como en la política, ellos son los primeros en crear la historia y son consabidos "mentirosos" por definición de la profesión. Gracias por tu escrito muy interesante. 

  2. Ivanius

    Gracias por este retazo de historia. Es un tema prácticamente marginal en los libros de historia oficiales, pero es claro que hay mucho por descubrir. Saludos.

  3. Mia

    Muy interesante, no conocia este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>