Dic 27 2009

Discos catatónicos o el respaldo de los respaldos

Para zurrarse del susto…

¡NOOO! Falla el respaldo

Hace unos días murió el disco externo donde respaldo todo.  Si no había muerto de verdad, sí se encontraba en estado catatónico o por lo menos lo simulaba muy bien.
Afortunadamente lo más viejo y lo más nuevo tenían copia ya fuera en DVD ó en otros equipos.
El problema era lo no tan viejo, básicamente lo de 2004 a finales de 2008.

Después de unos angustiosos días de zozobra, el disco decidió que siempre sí quería funcionar.  Inmediatamente pasé la información que me preocupaba al disco externo recién comprado, asegurando que fuera de otra marca.  Iomega está en mi lista negra por lo pronto.

Curiosamente, Murphy falló, pues el disco no falló en el peor momento posible, la lección es -citando al buen Efraín- : “por lo menos dos copias de todo”, pero es evidente el dolor de cabeza de los respaldos:

  1. La información tiende a crecer hasta ocupar todo el espacio disponible en disco, como lo lamenté hace algunos años
  2. Respaldar en CD ó DVD ofrece mayor “permanencia” pero es costoso, tardado y antiecológico
  3. El respaldo en un disco externo brinda mucha capacidad y facilidad de uso, pero como sucedió, es susceptible de fallar

Para reducir el riesgo de zurrarse, están las redes sociales, el Marketing y… La Nuuube

Mi criterio de búsqueda para una herramienta de respaldo fue que sea económico y que se ejecuten los respaldos sin que yo tenga que acordarme.  ¡Ah! y que pueda respaldar discos externos.
Ya había oído hablar de Mozy y Carbonite, pero no conocía a nadie que los hubiera usado, Ocurrióseme la ocurrencia de twittear que estaba buscando respaldo en la nube.

Ni tardos ni perezosos, twittean de vuelta que Mozy es mejor porque …

Y ahi vamos…
La instalación y configuración muy sencilla.  Todo funcionó bien un par de semanas, ya estaba recomendando el servicio a parientes y amigos, cuando empezó a atontarse el proceso de respaldo.  Sesiones de chat, envío de bitácoras por correo, “tenga paciencia, el próximo release lo soluciona”.  No estuvo listo el release en la fecha prometida, ni modo a cancelar.  La parte técnica fue sencilla, pero para el reembolso hubo que acudir a Twitter nuevamente.

Parece que al día siguiente de que cancelé salió la nueva versión, pero ya estoy probando CrashPlan, que tiene un costo similar, además de que tiene un plan de 30 días gratis.

Aún no puedo decir que es la neta a comparación de Mozy, pero se va portando bien y el cliente es más consistente y mejor portado.   No es muy informativo en cuanto a decirte qué has respaldado, pero la selección de archivos y directorios es muy sencilla.

En resumen:
Mozy – Sencillo de configurar, pero con muchas pantallas que pueden confundir al usuario; me gusta que sabes exactamente qué está respaldando en el momento.
CrashPlan – Muchas alternativas, incluyendo respaldar en otros equipos en tu red local, vía internet en el equipo de un amigo, o en su servicio ilimitado.

Hay para escoger, pero sus resultados pueden variar, según lo que necesites

Parece que Mozy tiene más clientes satisfechos que molestos, así que no hablo pestes de ellos, simplemente no me fue bien.

Me sorprendió la cantidad de opciones que hay para respaldar en la nube, desde un simple respaldo de achivos hasta lo complejo de sincronizar contenido en múltiples computadoras y dispositivos para usuarios particulares y corporativos.

Como punto de partida este artículo en MacWorld me sirvió mucho (sííí, somos Mac shop en la Cueva, pero no creemos que Jobs es dios ni la Mac su profeta); la Wikipedia también arrojó luz sobre el tema.

Enlisto los más populares

  • Backblaze – Sencillo y económico
  • Crashplan – Ofrece un software gratuito para respaldar en otros equipos, o en su servicio de paga
  • IDrive – se ve bien pero tiene límite de 150 GB
  • DropBox – Muy interesante y versátil para sincronizar contenido de varios equipos, pero costoso; no busco tanta flexibilidad
  • Carbonite – Bueno y sencillo, pero no respalda discos externos, lo que es muy importante vital para mi

Todo respaldo en línea ocupa mucho ancho de banda, lo que hará que el respaldo inicial tarde días enteros, si no es que semanas; los respaldos posteriores son mucho más rápidos dado que las herramientas solo suben aquellos archivos que han cambiado desde la última vez.  Algunos presumen que pueden respaldar archivos en uso, lo que los hace atractivos para usuarios por ejemplo, de Outlook.

Los usuarios de Mac OS X a partir de Leopard cuentan con Time Machine, que respalda constantemente todo lo que hay en la Mac.  Lo malo es que agarra el disco externo en su totalidad y lo formatea para su uso exclusivo.  Tal vez lo utilice con el disco “resucitado” una vez que lo del disco nuevo esté a salvo en la nube.

Y tú, amable lector, ¿empiezas el año bien respaldado?

Share

Comments

comments

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2009/12/discos-catatonicos-o-el-respaldo-de-los-respaldos/

2 comentarios

  1. Sin duda los interesados en “respaldar” somos los que hemos sufrido una pérdida de datos. El susto es el que arrastra. Yo uso DropBox que ha sido muy estable, muy fácil de usar, multiplataformas y con funciones que exceden mis necesidades. El detalle es que comparado con los que mencionas resulta caro.
    El nuevo servicio de respaldo de Ubuntu (Ubuntu One) me ha resultado “muy malo” y por ahora solo sirve para quienes usamos dicha plataforma (enorme minoría).

    Gracias por tu reseña y compartir tu experiencia.

  2. Yeah. No hay duda que existe la conciencia colectiva… o ¿será acaso que a todos nos ha fallado un disco cuando más se le necesita?
    No sé, pero agradezco muchísimo tus tips, porque sé que como buen geek tu opinión vale oro.
    Saludos, y otra vez feliz 2010

Deja un comentario

Your email address will not be published.