Mar 11 2010

Quitar partidos y dejar canditatos…

Como en tantas conversaciones que he tenido con taxistas, hay una en particular que me llamó la atención. Hablábamos de política cuando el chofer me comentó que el tenía unas ideas que cambiarían radicalmente la situación de México.  En concreto las propuestas eran:

  1. Desaparecer los partidos políticos
  2. Hacer un sistema basado en candidatos.

Estuve discutiendo los puntos, sin embargo no pude dejar de considerar sus propuestas como muy interesantes. Desafortunadamente no podía yo ver la forma de que la propuesta  de desaparecer los partidos  se consiguiera sin una revolución, y este mismo razonamiento justificaba el escucharlo con más fuerza. En concreto no pude responder a la pregunta:

  • ¿De qué sirven los Partidos Políticos?

Por supuesto que se ¿que son?,  pero no ¿para qué sirven?, al término de cada respuesta me encuentro intereses que no obedecen a su razón de ser. Los políticos terminan debiendo demasiados favores a la estructura a la que pertenecen al grado de olvidar “¿a quien representan?”.  No encuentro una clara utilidad de los mismos. Básicamente se constituyeron como una forma de mostrar una sola dirección, fácil de identificar por el pueblo, una marca sencilla y con colores, para que después sea elegida por el pueblo. El partido Político tendrá la función de “comprar su voluntad” para recibir el voto cuando las elecciones vengan.

Comprar su voluntad, suena como una frase fuerte, sin embargo es lo que hace cualquier empresa que quiere vender su producto a un gran volumen de compradores, la publicidad y la mercadotecnia buscan comprar la intención del comprador. Esto también puede hacerse en las elecciones políticas con “argumentos”,  “discursos”,  “hechos” y por supuesto con los metodos más empleados:  miedo, soborno (que puede ser una torta) y  engaños.

La segunda propuesta era, cambiar a un régimen basado en Candidatos y no en partidos, la sugerencia es, que un organismo independiente y auditable (tipo el IFE), manejara “registros” de cada servidor público, te tal forma que:

  • Un candidato requiere  cubrir requisitos para tomar un puesto determinado.
  • Mostrar su “preparación” académica
  • Mostrar su “experiencia laboral privada”
  • Mostrar su “experiencia laboral pública” con sus resultados.

Todos los registros y datos deben ser “referenciables” de otro modo no deben existir. Las elecciones exigirían que la gente analizara a los “candidatos” para elegirlos, muy probablemente con base en sus resultados y experiencia, por supuesto estoy hablando de una “decisión educada” y ese punto debe cambiar. El tener un pueblo sin educación no significa que la gente es tonta, de tal forma que no debe ser tratado el pueblo, como un conjunto de idiotas que no pueden elegir.

Hoy en día existen “por escrito”, criterios que exigen a los políticos tener “solvencia moral”, sin embargo el término nunca se ha aplicado, o nunca se ha podido aplicar. En concreto existen multitud de políticos que no podrían bajo ningún escenario, justificar su “riqueza” y esto se ha convertido en parte de su “cultura”, con conceptos como el que decía un famoso político Mexicano “…Un político pobre es un pobre político…”, una frase que está llena de verdad y de vergüenza.

Algunos conceptos:

Partido Político

Un partido político es el encargado de reclutar candidatos para ocupar los cargos gubernamentales y los escaños legislativos. Para eso, movilizan el apoyo electoral. También organizan la labor legislativa, articulan y agregan nuevos intereses y preferencias de los ciudadanos. Es esencial para estructurar el apoyo político a determinados programas, intereses socioeconómicos y valores. Agrega las preferencias de los ciudadanos, forma gobiernos y establece acuerdos políticos en el ámbito legislativo. [Wikipedia]

Los partidos agrupan “políticos” que empleará para conseguir posiciones en los gobiernos, ya sea en posiciones de elección popular (elegidos por la gente) o como “funcionarios” que reciben un favor o  un pago a un favor previamente contraído. En México existe un grupo que hoy es una “abominación” de representantes, llamados “plurinominales” que son un 100% de posiciones que representan directamente a los “{es: Partidos Políticos}” y en ningún caso al pueblo. Un plurinominal podría verse como algo parecido a que el jefe de tu colonia te asigna un “mozo” para que esté dentro de tu casa, ayudando de acuerdo a lo que “el jefe de tu colonia” le indique; comerá de tu comida y hará lo que quiera en tu casa, sin que puedas despedirlo porque tu no lo contratas, aunque tu si lo pagas.

Solo hay que analizar los orígenes de partidos como el {es:PRI} que fueron fundados por {es:Plutarco Elías Calles}, endiz que superó a su maestro, el mismo {es:Álvaro Obregón}, quien decía …Gobierna más quien mata más…, después Lázaro Cárdenas para poder gobernar, tuvo que expulsar a Calles del país, de ahí hasta hoy en día, es difícil encontrar figuras en el gobierno que sean dignas de elogio, o que podamos considerar siquiera como decentes. Lo que es claro es que el régimen de “Partidos Políticos” permitió este terrible des-balance entre lo que requiere el país y el gobierno que le toca.

El político

El {es:político} tiene un oficio muy pobremente acreditado (creo que esto es en todo el mundo), son gente conocida por decir una cosa y hacer otra, por mentir, engañar y robar. Lo que distingue  a un buen político es que no importando cuanto “mienta”, “robe” o “engañe”, el resultado de lo que genere siempre será alto en beneficios para el “pueblo” o la gente que representa. Un mal político es aquel que no tiene la inteligencia o el interés de beneficiar a NADIE más que a el.  En resumen un buen político es alguien que se beneficia a si mismo, pero genera grandes beneficios para la gente, de tal forma que a la larga puede quedarse más tiempo y con más recursos de los cuales disponer (robar claro).

Share

Comments

comments

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2010/03/quitar-partidos-y-dejar-canditatos/

Deja un comentario

Your email address will not be published.