Jun 21 2014

Lo que me molesta de Ubuntu

molesta
No todo es miel sobre hojuelas cuando se trata de ser rebelde y utilizar un sistema como Linux que lo emplea apenas poco más del 1% del mercado global. Ya he dicho muchas veces lo que me gusta de Linux y de Ubuntu en particular pero es tiempo de decir lo que “no me gusta”.

Voy a listar una serie de cosas y eventualmente espero extender mis argumentos:

  • El particionado doble al instalar requiere ser experto en discos, de otro modo se terminará con una instalación con un sistema de archivos no óptimo para Linux (como NTFS O FAT) o peor aún, se borrará (sin querer) el windows pre instalado.
    • No es culpa de Linux pero lo sufre igual un usuario es el UEFI (una mugre que puso Microsoft con los fabricantes de PCs) que se supone era por seguridad de los usuarios y que no se pueda tener dos sistemas operativos.
    • Que casi no hay opciones que ya tengan “pre-instalado Ubuntu”, realmente la gente usan Windows porque eso es lo que venden quienes comercializan equipos.
  • Aunque corre la mayor parte del hardware y dispositivos sin instalar nada especial, persisten algunas limitaciones como es el caso de los lectores de huella digital, suspensión/hibernación, algunas tarjetas de red inalámbricas, aunque los usuarios siguen desarrollando “drivers” para todo, la experiencia puede ser frustrante en ciertos equipos.
  • En ocasiones funciona Ubuntu desde su LiveCD con el que instalas pero ya que le moviste a algo puede fallar como me llegó a ocurrir con la tarjeta inalámbrica de red y a un amigo con su tarjeta de audio.
  • Microsoft Office no corre fácilmente en Ubuntu, y el problema es que aunque viene instalado con LibreOffice que abre cualquier documento de MsOffice los archivos se distorsionan y particularmente las presentaciones de PowerPoint se descomponen. Mucho es debido a que los “Fonts” de Windows no están en Ubuntu, pero si los copias de un Windows que tengas ya se resuelve bastante.
  • Outlook es muy buen  cliente de correo y agenda,  muy ampliamente usado en ambientes de trabajo, lo más cercano es Evolution y Thunderbird, sin embargo aunque estos últimos son  muy buenos, sigue siendo más agradable el uso de Outlook.
  • Los drivers de las tarjetas de video generalmente requieren la instalación de “drivers” especiales y un usuario mortal sufre con esto.
  • Algunas tarjetas viejas de video, no tienen drivers que las exploten al máximo.
  • En ocasiones el “mouse” deja de funcionar en mi máquina (deja de verse el cursos, deja de funcionar el botón izquierdo). Mi solución es abrir una terminal picando Ctrl+Alt+F1 y de regreso al ambiente gráfico con Ctrl+Alt+F7, lo resuelve.
  • En ocasiones regresando de “Suspensión” no reconoce mis audífonos o la salida de audio por HDMI (pocas veces pero pasa).
  • El tamaño de Fonts que usa para el ambiente gráfico son muy grandes y generalmente tengo que instalar algún programa para achicarlos, pues su configuración básica es muy limitada.
  • En ocasiones el lanzador de Unity (la barra de la izquierda) deja de responder (raras veces).
  • Generalmente por cuestiones legales, hay que instalar muchas cosas después de instalar como los Extra-Codecs (ver ¿Que hacer después de instalar Ubuntu 14.04? o esta otra)
  • Aunque Firefox está mejorando mucho nuevamente, la mayor parte de los usuarios prefieren Chrome o Chromium, hay que instalarlo.
  • Los repositorios no tienen las últimas versiones, de modo que cuando LibreOffice saca algo nuevo no lo obtienes, a menos que instales los repositorios correctos.

 

Siguen siendo muchas más las cosas que me gustan y mi productividad no ha sufrido por el uso de Ubuntu, de hecho ha mejorado en muchos aspectos, al tiempo que me he olvidado de los Virus y otras monsergas que acarrean los ambientes Windows.

 

Share

Comments

comments

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2014/06/lo-que-me-molesta-de-ubuntu/

Deja un comentario

Your email address will not be published.