«

»

Ene 31 2007

Obtener tu pastel y comertelo

Una guía para principiantes para entender el software libre.
Autor: Ryan Cartwright

Microcakes Chocolate XP

¿Qué es el software Libre? ¿Te debe interesar? y si así es ¿que tiene que ver con pasteles y mi madre?

Mi madre y la computadora

“Escribe una guía completa para software libre”, solicitaron. “Tiene que ser algo que pueda emocionar a tu madre”, dijeron. El problema es que mi madre ni sabe ni le interesa lo que es el software. Lo más cerca que está de una computadora es cuando usa el “timer” que está sobre su horno. Aún así requiero de un típico lector en mente al escribir esto, mi madre no solo usa la computadora, le fastidia que no haga lo que ella espera y ella sabe que no existe la tecla “Cualquier” tecla. Ella es la audiencia objetivo, puede que use la computadora en casa, en el trabajo o ambas, pero no ha pensado mucho en el software que usa o la licencia que esta tenía.

En este artículo explicaré un poco acerca de lo que es el software libre y porque te debe interesar. Espero que te surjan algunas preguntas pero la mayor parte espero que no te pierda ni confunda.e

Nota: No soy un experto en licenciamiento y usaré algunas simplificaciones. Si tu sabes sobre este tema y sientes la necesidad por favor comenta, pero recuerda que es una guía para principiantes – Simplicidad es el nombre del juego aquí.

¿Que es el Software Libre?

En cualquier sitio donde encuentres “Software Libre”, encontrarás que el término libre (free en inglés) se refiere a libertad y no a costo (en inglés esto provoca más confusión). También encontrarás la frase “Libre como al hablar no como con una cerveza” que refuerza la idea. Mientras que lees este artículo sugiero que olvides completamente el tema de costo pues puede ser un distractor.

El hecho es que algunos usuarios de computadoras no les gusta pagar por el software (aún así no se meten las cajas debajo de su chamarra en las tiendas) y algunos no les importa pagar. Cuando hablo de “Software Libre” estoy hablando acerca de Software con “libertad” adherida a el. Explicaré lo que dicha libertad es más tarde, pero por ahora recuerda que el costo no es importante. Confusamente algún “Software Libre” te costará dinero. La mayor parte no cuesta, pero lo que mantiene unido todo alrededor del software libre (y la mayor parte de la comunidad que lo rodea) no es el flujo de caja – es la libertad.

Pasteles

Hablemos de pasteles por un minuto. Algunos pasteles cuestan dinero y otros no. De modo parecido algunos vienen con recete y otros no. Lo que me interesa aquí no es cuanto cuesta hacer o comprar el pastel, sino que te permite hacer con la receta y el pastel una vez que los tienes.

Imagina este escenario:

  • Recibes o compras algunos pasteles de alguien y además te dan la receta.
  • Te permiten usar la receta para hacer tus propios pasteles en casa.
  • Te permiten cambiar la receta para quitar las nueces a las que eres alérgico.
  • Te permiten redistribuir (incluso vender) la versión la original y la modificada sin nueces.
  • Insisten en que si redistribuyes permitas a otros hacer lo mismo.
  • Insisten en que no vayas a decir que la receta original es tuya.

Parece obvio pero lo que te han dado (aparte de los pasteles) es “libertad”: libertad de uso, cambio y redistribución de los pasteles y su receta. Puedes estar pensando que la gente rara vez te da recetas con semejantes condiciones, pero esas condiciones son frecuentemente inherentes al regalo. Si das la receta a alguien y te gustaría que a su vez ellos la pasen, ¿no te molestaría si la venden a otros y no permiten que sus clientes la redistribuyan?. Tu diste (o vendiste) esos pasteles y/o recetas con cierta libertad pegada y tu esperarás que esas libertades sean respetadas cuando los pasteles y/o recetas se distribuyan. Simplificando, tu quieres que los pasteles y receta permanezcan libres como tu las dejaste inicialmente.
Un punto adicional a notar es que cuando tienes acceso a la receta, tu sabes lo que está en el pastel – útil si tienes la alergia a las nueces o simplemente no te gustan. Si tu no confías en el pastelero, entonces accede a la receta para asegurarte de qué es lo que exactamente se incluyó en el pastel.

Substituye “software” por “pastel” y “Código” por “Receta” y puedes ver que significa “Libre” en “Software Libre”. Te apuesto que creíste que la analogía con un pastel no funcionaría. Las ventajas de tener el “Código Fuente” son semejantes a las de tener una receta – excepto que no hablaríamos de alergias aquí. Si puedes ver el “Código Fuente”, entonces puedes revisar las cosas que no te gustan. Puedes personalmente (o hacer que alguien lo haga) revisar el código para asegurarte que el código no contiene errores e inconvenientes, puertas traseras o código malicioso. Puedes también revisar la seguridad e integridad del software. Aún mas, puedes aprender del “código fuente” viendo lo que hace y como lo hace. Tener la receta significa que no solo puedes hacer el pastel sino usar los métodos y técnicas de esa receta en las tuyas. Si te gusta la forma en que alguien creo algo en su software, puedes usarlo en el tuyo – cumpliendo con la “licencia libre”. Intenta esto con software propietario (solo el que lo hizo tiene acceso a el) y quizá requieras de un abogado y mucho dinero.

¿Qué es una licencia?

Donas Propietarias

La libertad de la que hablamos se plasma bajo la licencia que posee el software que recibes. Todo software tiene una licencia. Software de dominio público dice “Haz lo que te dé la gana con el – no nos importa”. Software propietario frecuentemente tiene una licencia que dice “Úsame pero no se lo vayas a pasar a nadie, no modifiques nada y no intentes ver como lo hicimos”. El “Software Libre” dice “Úsame, cámbiame, redistribúyeme pero no limites a otros a hacer lo mismo”.

¿Que te interesa la licencia?

A primera vista quizá no te interesa la licencia. Cuando compras un pastel no te detienes a pensar si tienes autorización de regalarlos – solamente lo haces y, cuando compras software igualmente no piensas en las restricciones de la licencia.

Aquí es donde la analogía se rompe un poco. Cuando compras un pastel tu eres dueño del pastel – aún el pastelero no puede reclamar el pastel, es legalmente tuyo. Pero cuando compras software, no posees el software y la compañía de software puede reclamar de regreso o al menos impedirte que lo sigas usando. Esto se debe a que compras una licencia de uso del software y no el software mismo. Es como comprar permiso para comer el pastel pero nunca ser dueño del mismo. Claro, tienes que imaginarte que el pastel nunca desaparece aún después de que te lo comes (ayudame aquí, te comenté que la analogía termina en este punto).
¿Es riesgoso el esquema de licenciamiento del software libre?

Algunas personas piensan que las licencias “libres” te dejan abierta la posibilidad de recibir abusos. Después de todo, ¿como puedes detener a alguien de abusar de la libertad cuando se les da?. Una reacción a este potencial abuso de confianza es el impedir la redistribución de la receta e comenzar a reglamentar como debe ser usado el pastel, pero eso trae toda clase de costos incrementales. Tienes que detener a la gente de analizar el pastel para que no identifiquen los ingredientes, tienes que detener a la gente para que no reproduzca el pastel y lo distribuya como propio. Tienes que suponer que todo cliente quiere abusar de tu confianza. Todo esto cuesta dinero y tiempo, y estos costos deben ser recuperados – asi que adivina ¿de donde saldrá el dinero para recuperar los costos? Correcto, del cliente, tu y yo.

Ahora puedes ver lo simple (y superior) que es la vida con los ¡Pasteles libres!. El panadero no se debe preocupar de cuando sus clientes regalen su receta a sus vecinos, de hecho el fomenta esta acción. Para los clientes no hay preocupación que compartir los pasteles a sus colegas les generará algún problema. Son libres de dar pasteles a otros. El panadero puede recibir retroalimentación y mejoras a la receta, incluyendo porqué algunos ingredientes constituyen una mala idea en ciertos mercados.

La receta ahora llega a mercados que un solo panadero no pudo imaginar antes, y cada persona que lo usa es informado de quien fué el autor original. Aún si tu eres del tipo que compra pasteles y no le interesa nada acerca de la receta, tienes la posibilidad de ver la ventaja del “licenciamiento libre”.

Nuevamente substituyes “software” por “pasteles” y puedes ver porqué nos debe interesar a todos las “licencias de software libre”. Con recetas de pasteles esperamos este tipo de libertad – ¿porqué no con el software? Un importante punto a añadir es que (como las recetas de pasteles) las licencias de software libre, no te obligan a redistribuir los cambios que tu hagas. Si haces cambios al código fuente para tí (o tu compañía), entonces no tienes la obligación de hacerlo. Pero, si distribuyes los cambios, entonces debes hacerlo conforme lo indica la licencia.

¿Producir pasteles libres significa que no puedes ganar dinero?

A primera vista, parece que regalar tu receta es una forma rápida de quedar fuera del negocio. ¿Porqué la gente querría comprarte algo cuando ellos lo pueden hacer solos o comprárselo a un competidor?.

Nuevamente aquí es donde la analogía llega a su límite, pero aún así hay varias formas de hacer dinero a través del licenciamiento libre. Para empezar, no todo mundo quiere hornear sus propios pasteles – algunos somos felices simplemente comprándolos. Los días de comprar cajas de software en el almacén quizá están contados, pero la gente está felizmente haciendo sus compras a través de Internet. Adicionalmente, algunos clientes requerirán ayuda en entender o modificar la receta; y donde es el mejor lugar para obtener ayuda que ir con el pastelero original. Quizá puedas incluir software libre en tu producto de hardware – hay muchos modem/routers de banda ancha en el mercado que hacen esto.

Algunas compañías usan el software libre en sus propios productos y han sido exitosos en hacer dinero (busca en Google cualquiera) – pero si quieres hacer esto pon atención en la licencia. Otras empresas tienen dos modelos: una no lucrativa y otra como negocio. La primera tiene un costo cero y la última cuesta dinero pero agrega servicios y características que los clientes empresariales requieren.

Finalmente, no olvides que no tienes que pagar por toda la seguridad adicional que mencionamos arriba. Quizá no pases el costo al cliente pero eso solo significa que tendrás un mejor valor. Una licencia libre – con un producto de calidad – permitirá que tu software sea conocido a través de la recomendación de boca en boca. Como dijimos, algunas personas pagarán por el. Al final – como con todo – la gente pagará si el producto lo vale. Nadie comprará un pastel que sabe mal y te enferma, no importando el esquema de licenciamiento.

La importancia del software libre

No puedo subestimar lo importante de la libertad en el software. Esto se debe a que, como cualquier otra libertad, una vez que lo das en ese modelo, es casi imposible echarse para atrás. Quizá no pusiste atención en la licencia antes pero ignorarla significa que las empresas de software serán dueñas de tu computadora. Tu serás el dueño de los fierros (hardware), pero ellos (y en ocasiones lo hacen) deciden que puedes hacer o no con el, y cuando tienes que reemplazarlo.

Debo mencionar que mi madre es diabética. Ella (y cualquiera que hornee para ella) tiene que sustituir el azúcar en casi todas las recetas. Mi padre no cocina y aún así disfruta los mismos pasteles que se hacen para mi madre – pasteles hechos a partir de recetas que mi familia nos pasa libremente. El software libre no dicta que tienes que ser un programador para disfrutar de sus beneficios y los programadores no están obligados a operar fuera de las leyes de derechos de autor o de un buen sentido de negocio para usarlo. Ahora, ¿alguien quiere un pastel?

licencia_microcakes.jpg
Notas y reconocimientos

[1] Actualmente, no distribuir o pasar trabajo como propio es parte de los derechos de autor, pero lo incluyo para mostrar que las licencias de software libre no están fuera de la ley de derechos de autor y actualmente permiten más libertad dentro de ella.

[2] El código fuente es como una receta con la cual puedes hacer software. Se usa por si quieres construir el software tu mismo (en vez de usar una versión pre-construida). También significa que tu (o alguien en tu nombre) puede examinar con detalle lo que el software hace.

[3] Una puerta trasera es cuando una persona que escribe un software, intencionalmente deja una forma de acceder al software remotamente. De este modo, potencialmente pueden manipular tu computadora, leer tus datos u observar tu uso de tu computadora.

La imagen del pastel de chocolate usada en las figuras 1 y 3 es una adaptación del trabajo original liberado bajo la licencia “Creative Commons”. El trabajo original puede ser encontrado en http://flickr.com/photos/ltlindsay/

Información de derechos o copyright

Copyright 2006 Ryan Cartwright

Este artículo fue hecho bajo la licencia de “Creative Commons” llamada “Attribution-NonCommercial-Sharealike” 2.5 disponible en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/

Artículo de revista 15: Free Software Magazine

Traducción: Eduardo Llaguno

Comments

comments

Sobre el Autor

Eduardo Llaguno

Eduardo ha trabajado por 24 años en muy diversas áreas de TIC con amplia experiencia en administración de proyectos, nuevas tecnologías y como emprendedor.

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2007/01/obtener-tu-pastel-y-comertelo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>