«

»

Nov 13 2007

Cambio de mesa, por favor

El tiempo tiene muchas formas de actuar, el tiempo enfría los pensamientos y aminora las amarguras, aletarga los sentimientos y los recuerdos los vuelve nebulosos hasta volverlos sueños ocasionales y desfigura los rostros hasta que se convierten en manchas sobre los cuerpos.Pasaron los años desde aquel adiós, un poco insípido, donde lo significativo fue ver que esa canción se convertía en realidad y movías el mundo, junto con una pasta o un emparedado que dio toque de protección al momento, o tal vez lo importante fue simplemente vernos. Para ver que nuestras vidas llevan un camino bueno o malo pero llevan una dirección escogida por los dos pero con diferentes destinos. El tiempo pasó y pasó, los saludos se volvieron cada vez más escasos hasta casi desaparecer, se volvió estas ahí, hola, tas, que pasó, junta, pañal, te busco después, como va todo. Finalmente una desconexión total, a lo más un hola aislado sin saber más. Tan solo tomando los recuerdos de momentos como flash que ilumina por fracciones de segundo.El flash se volvió luz blanca con una llamada y un simple nos vemos y mágicamente como si se diera un permiso divino, alguien toma un taxi y alguien cruza una calle para tener un encuentro esperado de mucho tiempo. Preguntas y dudas se ven por todos lados, mil llamadas que no llegan a ningún lugar hasta que llega la definitiva y la realidad abre momento atemporal, miradas de búsqueda en el gran espacio, una mano se levanta y una sonrisa electriza el lugar. Un abrazo sella un pacto callado y la caricia de una tibia mirada logra un momento único.

Lo único que se podía hacer era buscar donde se podía charlar sobre tantos temas inconclusos, tantas dudas, las opciones no eran muchas un bar de circulo, una nido o tal vez algo más pequeño. Gano el pequeño lugar, con pequeñas mesas que al final no eran tan pequeñas ya que se tuvo que pedir el cambio de mesa para poder estar mar cerca.

Comments

comments

Sobre el Autor

quo

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2007/11/cambio-de-mesa-por-favor/

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Eduardo Llaguno

    Tu historia tiene una narración diferente, que bueno que nos compartes tu talento.
    Considerate bienvenido quo nos da gusto ver que inicias con fuerza. 😉

  2. alberto

    La aparición de nuevos personajes es siempre emocionante. Y sobre todo cuando es sentida sentida, así como esto.
    No queda más que decir:
    “gracias”
    y
    “síguele”.

  3. alberto

    Y lo vuelvo a leer y estoy picado…
    Ojalá y fuera una historia real.
    ¿Es? ¿será?

    sepa dios.

  4. quo

    este es parte de una serie de cuentos que enmarcan una noche, es mas solo unas horas, espero les agrade

  5. RAB

    Me gusto la forma en que envuelves el momento en una manera muy sutil de expresar nuestros tiempos, tienes talento no lo dejes 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>