«

»

Ago 06 2008

ISLAM (Parte 2 de 2)

La Primera parte de este artículo pueden encontrarla AQUI

Entendiendo el Islam

Entendiendo el Islam

Al preguntar ¿eres católico? … en un país como el nuestro donde el 94% de la población dice ser católica ¿cuantas veces hemos escuchado la respuesta: si, pero solo por tradición de mis papás…? Representando esto un olvidado pragmatismo religioso excusado solo por la necesidad del escudo de la Fe.

Y teniendo parámetros comparativos el Islam quizá pudiera ser una opción para aquellos divinamente indecisos que solo por tradición se mantienen en la escasa practica de la religión católica con todos sus altibajos, aunque ya sean mas bajos que altos en estos tiempos. La mexican ideology resulta idónea para practicar la religión fundada por Mahoma. Aunque en general la falta de información a fondo nos haga ver solo el fundamentalismo islámico a traves de las noticias con todo lo que conlleva cualquier tipo de fundamentalismo (ejemplos: el fundamentalismo cristiano y la intolerancia generada en las Islas Britanicas, o el fundamentalismo judío con las aberraciones en intolerancia también practicadas en los mismos países árabes; ambos con consecuencias tan lamentables como las de los mismísimos talibanes en Afganistán). La verdad asomada a través de solo un poco de refuerzo de Fe -de otra Fe- podría generar un cambio en “los caminos del Señor” en este país.

El Cardenal Rivera

El Cardenal Rivera

La idiosincrasia nacional genérica ha sido fundamentada desde 1521 también gracias al cobijo del impenetrable escudo de la Fe católica que bajo pretextos de excomuniones y penitencias o de milagros eventuales (como el de 1531), se ha afianzado hasta la médula de los que ahora ya no se sienten tan atraídos por esta Fe y se conservan ahí por tradición y/o por respeto genealógico pero lo más probable es que sea por desconocimiento de lo ofrecido por el mundo en el interior de este país aspiracional del american way of life. Y en el otro lado de la cancha, el marketing de la Iglesia Católica esta mas por el rumbo de los infiernos al preferir prostituírse con el fenómeno mediático “de ocasión” que realizar una verdadera mercadotecnia profunda auspiciada por la mismísima Fe que, además, les resulta gratuita.

Pero basta de palabrerío infundado y comparemos con fundamentos propios de cada una, veamos:

La Plaza de San Pedro

La Plaza de San Pedro

En el Islam “Alá es el único dios y Mahoma su profeta“, la visión real del monoteísmo se sublima en el Islam donde la adoración a cualquier otra cosa que no sea Alá representa un “pecado capital”, no hay confusíon de a quien rezarle. En la Iglesia Católica dios se divide 3, la “Divina Trinidad“, mientras que, adicionalmente también se puede tener Fe al santito que mejor le acomode, como un politeísmo devaluado y disfrazado, vamos, hasta los narcotraficantes tienen su propio santito (no se porque recordé el refrán de: “divide y vencerás” o aquel otro: “para todos hay en esta viña del Señor”).

En el Islam la oración es uno de los pilares fundamentales debiendo hacerse 5 veces al día, cosa conveniente para ir “desfogandose” a lo largo del día. Mientras que la Iglesia Católica lo requiere al menos una vez diaria cumpliéndose eso con un simple “gracias a dios” al acostarse o cuando sea conveniente, porque no es lo mismo un ruego que una oración.

La Meca

La Meca


En el Islam la oracion comunal semanal lo hace un Imán que se aprendió t-o-d-o- el Corán de memoria, lo recita y no esta sujeto a interpretaciones, no hay aquello de “yo pensé que significaba esto o aquello”. En la Misa Católica, el sacerdote lee determinados pasajes de la Biblia y lo interpreta bajo su criterio dando ejemplos de (su) vida cotidiana.

En la Iglesia Católica nadie obliga a nada. En el Islam, el musulmán esta obligado a viajar a La Meca al menos una vez en su vida como parte fundamental del Islam, es decir, sal y conoce el mundo (árabe).

Su Servilleta

Su Servilleta

En el Islam, se debe guardar ayuno durante el mes del Ramadán, lo que ayuda gratamente a bajar de peso cuando la obesidad y sus enfermedades relacionadas forman parte de la vida cotidiana de este país. Mientras que los Católicos solo guardan ayuno forzoso en un par de días al año además de preocuparse erróneamente de no comer carne en cuaresma.

En fin.

El Islam sería una opción -realmente seria- para aquellos que desasen llevar una doctrina religiosa en toda la extensión de la palabra -por verdadera convicción- y dejen la tradición a un lado.

Y quiero que conste que, aunque escuche fuertemente el llamado del Islam, me sigo conservando agnóstico.

Su Servidor vistiendo egal (la cinta negra en la cabeza) y guptra (la tela blanca con rojo) que en conjunto forman la Qfia tradicional de viernes

Comments

comments

Sobre el Autor

licCARPILAGO

Nací en 1973 (ahora ya comienza a parecerme lejano) soy Libra (por si a alguien le interesa) y también soy un buen amigo (por si alguien se quiere sumar). Lic. en Ciencias de la Comunicación con especialidad en cine. Maestría en Comunicación Visual y actualmente cocinando un Doctorado en Comunicación (por si alguien quiere algun tipo de respuesta).

Enlace permanente a este artículo: http://sesolibre.com/2008/08/islam-parte-2-de-2/

2 comentarios

  1. Eduardo Llaguno

    Excelente reflexión y siempre interesante leer acerca de otras formas de pensar.

    Yo mismo me mantengo agnóstico (por nombrarme de alguna forma) pues cosas como “Pecado Capital” y obligaciones, son las que matan el verdadero espíritu de cualquier religión.

    Gracias Lic

  2. Alberto

    ¡Ay puto!
    Digo… ¡Chispas! es el mismísmo Lisensiado escribiendo en el sesolí.
    Me complace leerle por acá.Su enfoque de este tema es muy bueno, sobre todo los regalos para la vista que usté puso alguna vez en el blog.

    Muy bien, muy bien, sígale así y nos vemos por acá.
    Saludos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>